TANATOLOGIA

 

El termino Tanatología deriva del griego “thanatos” que significa muerte y “logos” que, en este contexto, significa estudio o tratado. Estudia la muerte como el proceso de morir y la muerte misma, es una disciplina científica cuya finalidad principal es curar el dolor de la muerte y la desesperanza, considerando a estos dolores como los más grandes que el ser humano puede sufrir. Se propone humanizar el proceso de la muerte y proporcionar o facilitar a la persona una muerte digna, así como ayudar a los dolientes a elaborar procesos de duelo.

Es una ciencia humana que trabaja con los enfermos terminales, con sus familiares, con cualquier persona que haya sufrido una pérdida (pues cualquier tipo de pérdida produce un duelo), interviene en crisis (como las tentativas de suicidio) y brinda apoyo al equipo médico. Basada en el principio de cuidar más allá de curar.

Es una ciencia:

Porque busca el conocimiento de las cosas por sus causas, basándose en la observación, descripción, investigación, información y organización de todos los eventos que ocurren en una persona alrededor de su muerte.

Es un arte:

Ya que se requiere de creatividad y sensibilidad para identificar las necesidades del paciente terminal, del paciente moribundo y las de su familia.

Se propone disminuir los sufrimientos de los pacientes, mejora la calidad de vida, ayuda a que se preparen para la muerte y que algunos pacientes se reconcilien con la vida según el caso.

La tanatología en el acompañamiento en el “bien morir” y casos de duelo. No es propiamente una terapia, sino un proceso natural que generalmente requiere observación, guía y acompañamiento durante el mismo. No obstante, son procesos que pueden activar y manifestar problematicas psicológicas previas o aquellas por las que ya estaba pasando la persona previamente. Las situaciones de muerte y duelo son situaciones que todos, tarde o temprano enfrentamos, pero los recursos psico-sociales y culturales generalmente no nos proveen de herramientas psicológicas para hacerles frente, antes bien, son temas que se evitan o se bromean, pero rara vez se enfrentan, dado esto, es natural que las personas intensifiquen su dolor y no sepan qué hacer ni cómo expresar lo que sienten y entender los momentos por los que pasan, sintiendo que no se les entiende, son momentos en la vida que se asentúa la soledad, aunque las buenas intenciones traten de acompañar, son  momentos para crecer y aprender desde muy adentro.

El acompañamiento tanatológico le puede ayudar a evitar el dolor innecesario, a cursar por el proceso de duelo con el menor dolor y menor tiempo posibles dependiendo del caso y la persona, a afrontar el proceso de morir evitando el dolor estéril, la culpa, resentimiento, rencor, alargamiento innecesario del duelo, estrés. Posibilitando la reflexión y consciencia a través del dolor o más allá del dolor.

Durante casi 20 años he tenido el honor de acompañar tanatológicamente, de formar tanatólogos humanistas y transpersonales en México y otros países.

¿CUÁNDO ES NECESARIA LA TANATOLOGIA?

•Ante el dolor y la desesperanza de perder a un ser querido.

•Cuando se pierde un trabajo.

•Cuando se termina una relación de pareja.

•Ante el dolor de sufrir la pérdida de un miembro físico (amputación) ya sea por accidente o enfermedad.

•Cuando se sufre una pérdida material.

•Ante el impacto que causa el saber que se tiene una enfermedad incurable.

•Ante cualquier otra circunstancia que genere una pérdida ya sea física o emocional o material, todas estas son pérdidas que motivan una situación de duelo y un especialista en Tanatología puede intervenir para apoyar a la persona en el manejo de estas situaciones.

“Para morir no se necesita estar enfermo, y no toda persona que se dice saludable vive realmente”

Autor recomendado:

Elisabeth Kübler Ross fue una psiquiatra y escritora suizo-estadounidense, una de las mayores expertas mundiales en la muerte, personas moribundas y los cuidados paliativos.